17Noviembre2017

Al momento:

Tenemos 24 visitantes y ningun miembro en Línea

De Norte a Sur: La Cena de Navidad

cena

Fue Salvador Díaz Mirón quien en su poema Asonancias advirtió que nadie debe gozar de lo superfluo mientras alguien carezca de lo estricto, máxima que en todo tiempo, pero más en esta época, cuando el consumismo empodera más que nunca la cena de Navidad. Duele y mucho en México, donde unos pocos disfrutan sin merecerlo en tanto la mayoría, irritada y silenciosa, padece.

Millonarios con fortunas siempre cuestionables, políticos, disfrazados de funcionarios que dicen ayudar al pueblo, condenados por sus abusos escandalosos –ver aguinaldos--, comerciantes sin escrúpulos y, entre otros sanguijuelas que gustan vivir de los demás, integran un país que parece ir cada vez más a la deriva y que se refleja sobre todo en la tradicional noche buena, que no es para todos.
Basta saber que este diciembre el Presidente de la Suprema Corte de la Nación y los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, los encargados de impartir justicia en el país, recibieron ya casi 585 mil 500 pesos de aguinaldo, ese derecho laboral que es burlado a la mayoría de los trabajadores comunes que suman millones de empobrecidos mexicanos. De acuerdo con el Presupuesto de Egresos 2016, cantidades aproximadas han correspondido al Presidente de la República, miembros de su gabinete y legisladores que, ante el escándalo, han optado, según su dicho, en donar bonos sustanciosos a fundaciones surgidas para ayudar al prójimo en desgracia, cuando son recursos que a través de los impuestos son del mismo pueblo.
Dice el encabezado de un jornalero diario con fecha reciente que “Regalará el gobierno de la CDMX 15 mil cenas en Navidad”, pues sólo que salgan de los Bisquets de Obregón, frecuentemente relacionados con el jefe capitalino, Miguel Ángel Mancera, porque ese supuesto regalo proviene también de lo que pagan los contribuyentes al fisco para que de éste vivan los funcionarios al servicio de inmobiliarias que han destrozado y encarecido a la capital de la República.
Ah, pero eso sí, a cambio de trabajo bien remunerado el gobierno ha decidido continuar con su política social, que consiste en aumentar los comedores comunitarios en los que la comida cuesta 10 pesos, establecimientos que además de indignantes por marcar a mexicanos en categorías, resultan insuficientes en una ciudad caracterizada por el desempleo y la delincuencia a que en muchos casos obliga la necesidad ya que, como reconocen los que hacen que gobiernan, el kilo de aguacate vale 40 pesos y el salario mínimo es de apenas 80 pesos al día, la mitad del precio a que se vende un kilo de carne, de ahí que el minisalario mexicano se ubique por debajo de los umbrales aceptados de pobreza.
Por cierto, Oxfam México es parte de un movimiento global que trabaja en 94 países a favor de construir un futuro libre de la injusticia. Uno de sus más recientes informes titulado “Desigualdad extrema en México. Concentración del Poder Económico y Político”, habla de un país inmensamente rico con millones de pobres en el que la fortuna de unos cuantos sigue expandiéndose, lo que hace que el país se encuentre entre los 25 menos equitativos del mundo y uno de los dos países más desiguales de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).
Por tanto, dice el estudio, el tema de la desigualdad extrema se debe poner en la agenda del debate nacional por razones éticas, políticas y económicas. Y es que las condiciones de desigualdad en el país son tales que el 1 % de la población posee el 43 % de toda la riqueza en México. De hecho, destaca, el número de multimillonarios no ha crecido en los años recientes. Sólo son 16. Lo que sí ha aumentado y en qué forma, describe el IMCO, es la importancia y magnitud de sus riquezas y si en 1996 equivalían a 25,600 millones de dólares, 20 años después –que son nada—asciende a 142,900 millones de dólares –la mitad corresponde a Carlos Slim--.
Forbes, la revista estadounidense especializada en finanzas, enfatiza que México es la economía número 14 en el mundo, aunque figura entre los que impera la mayor concentración del ingreso, es decir, donde los ricos se hacen más ricos al gozar de privilegios y de un régimen fiscal muy favorable, lo que se traduce en que los hogares pobres pueden terminar pagando, en forma de impuestos, más que los primeros. Peor aún, señala el análisis con base en la investigación de Oxfam, la tasa de pobreza extrema para la población hablante indígena es casi 4 veces más alta que la de la población en general.
Muestra de la desigualdad en nuestro país es que mientras el pago de colegiaturas y transportación a escuelas privadas es deducible de impuestos, el 48 % de las escuelas públicas carecen de acceso a drenaje, 31 % no cuentan con agua potable, 12.8 % de baños o sanitarios; en el 61.2 % de ellas los alumnos no tienen acceso a un equipo de cómputo que sirva y 80 % de los estudiantes no tienen internet, lo que los pone en claras desventajas con los riquillos.
Además, si bien suele asociarse el incremento de la violencia en varias regiones del país por la guerra emprendida desde 2006 por el presidente panista Felipe Calderón Hinojosa contra los cárteles de la droga, los niveles de actividad criminal y de homicidios en México –subraya la investigación—se asociación de manera significativa con bajos niveles de educación entre los jóvenes y con altas tasas de desempleo juvenil. Esto resulta aún más claro, agrega, en las zonas urbanas, en donde la concentración juvenil con pocas oportunidades de estudiar o trabajar suele traducirse en mayores niveles de violencia y criminalidad.
Cierto es que a la desigualdad se le conoce desde hace mucho. Por eso es que el poeta mexicano mencionado al principio la aludió con preocupación al decir que “nadie debe gozar de lo superfluo mientras alguien carezca de lo estricto”, sentencia que cobra mayor fuerza en estos tiempos decembrinos en los que unos pocos pagan miles de pesos por una cena personal y entre deseos de una ¡Feliz Navidad!, mientras más de 7 millones de mexicanos sufren hambre, 55.3 millones viven en la miseria y de esta cifra el 20.6 % se encuentra en la pobreza extrema.
DESDE EL CENTRO
Cuentan que el caldero político en Nayarit va en aumento con la renuncia de Raúl Mejía a la dirección de Firco, el Fideicomiso de Riesgo Compartido de la SAGARPA, con el afán de cumplir su sueño de ser gobernador por el PRI, deseo que también obsesiona al senador y líder de la CNC, Manuel Cota Jiménez, así como a otros priistas…Luis Tovar de la CODUC capitalina demandó un programa emergente en la Ciudad de México para hacer rentable la actividad agropecuaria que se realiza todavía en siete delegaciones con actividad rural; esto es con el fin, dijo, de atender a los migrantes que regresarán al país si se cumplen las amenazas del presidente electo de los Estados Unidos, Donald Trump… Imposible dejar de solidarizarse con los afectados por la tragedia de Tultepec… Mikel Arriola sólo gana aplausos y felicitaciones por las mejoras con el IMSS Digital.(Guillermo Correa Bárcenas/Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. )

2055918
Hoy
Ayer
Totales
399
631
2055918