27Mayo2018

Reducción de horario provoca despidos en antros de Chetumal

antrosChetumal, 27 abril.- A un mes de la medida impuesta por el Ayuntamiento de Othón P. Blanco para reducir el horario de funcionamiento en restaurantes, bares y discotecas de Chetumal, se ha perdido aproximadamente un 20 por ciento de los empleos que se generan en este tipo de establecimientos, además de crecer en un 300 por ciento la presencia de clandestinos, revelaron datos de la Unión de Propietarios de Restaurantes, Bares y Similares (Uprobars) de Quintana Roo.

De acuerdo con la agrupación empresarial, antes de imponer la restricción de horario para establecimientos de giro nocturno que ofrecen bebidas alcohólicas en Chetumal, se tenían detectados 4 negocios informales, mejor conocidos como clandestinos.
Fue hasta después de reducir el horario en la segunda quincena de marzo, cuando los empresarios se dieron cuenta que proliferaron los clandestinos, detectando 16 hasta el momento, es decir, un aumento del 300 por ciento.
Además, se calcula que con esta medida se han perdido cerca del 20 por ciento de más de un mil 200 empleos que generan este tipo de negocios, pues los empresarios locales se han visto en la necesidad de ajustar su personal y reducir gastos, ya que la limitación de horario les ha traído una pérdida del 40 por ciento o más en sus ingresos.
Dados los usos y costumbres de la clientela chetumaleña, los horarios de mayor actividad en bares, discotecas y negocios afines suelen ser entre las 12 de la noche y 5 de la mañana, lo que significa que con la reducción de horario perdieron casi la mitad del tiempo donde obtienen sus mayores ventas, lo que conlleva a otros problemas como recorte de personal, recorte de gastos y, en el peor de los casos, complica la estabilidad del negocio y lo deja en riesgo de cierre.
Las afectaciones no sólo han sido directas, sino que de manera indirecta se han perjudicado cientos de empleos y otros tipos de negocios que surten a los bares y discotecas, como las empresas cerveceras, refresqueras, de botanas y mercados que les venden bebidas y alimentos, quienes han tenido una menor demanda de parte de sus compradores mayoristas debido a las limitantes de los horarios y el menor consumo derivado de esta medida.
Asimismo, empleos informales también han resultado afectados, como los vendedores de flores, cigarros y productos surtidos que suelen recorrer estos establecimientos, así como los “cuida carros” y otras actividades.
Los empresarios del rubro en Chetumal señalan que esta medida ha traído más repercusiones que beneficios, ya que la inseguridad sigue a la orden del día y va en incremento en todo el estado, tal y como sucedió esta semana en el sur de Quintana Roo, donde se reportó una taxista asesinada y otras 2 personas ejecutadas, entre ellas un menor de edad.
Los empresarios insisten que de nada servirá castigarlos con la limitante de horario, ya que primero se debe prevenir y combatir el delito en las calles, con cámaras de vigilancia y una policía rápida y eficiente, pues son más los ilícitos que se cometen fuera de los negocios que al interior de éstos.

2136849
Hoy
Ayer
Totales
168
358
2136849